FRAUDE ONLINE, Claves para evitarlo

Compártelo

FRAUDE ONLINE, Claves para evitarlo

Según los datos de octubre del “Estudio sobre la Ciberseguridad y Confianza en los hogares españoles“, elaborado por INTECO (Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación) y ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información), un 53,3 por ciento es víctima de los correos electrónicos y el 53,7 por ciento, de las invitaciones.

El fraude online está a la orden del día y muchos usuarios caen continuamente en el engaño. Las principales, y recurrentes, trampas que ponen los que quieren defraudar son las invitaciones para visitar páginas web sospechosas o los emails que ofrecen servicios no deseados. Para evitar a los defraudadores os vamos a dar cinco consejos que recomienda el experto legal de Trusted Shops en España, Rafael Gómez-Lus.

Así, para evitar caer en posibles estafas, que también se pueden dar cuando realizamos compras por Internet, y para saber detectar webs fraudulentas, aquí van estos cinco consejos:

1. Datos de contacto y de la empresa incompletos

Cuando entramos en una web, tenemos que asegurarnos de que tiene a la vista la información básica de la empresa, sino es así, sospecha. Los datos que deberían aparecer en todas las páginas de comercio electrónico son: nombre de la empresa, nombre y apellido del propietario o de un representante autorizado, dirección física de la sede, número de teléfono y un email de contacto.

2. Precios muy bajos

Las gangas son un gran reclamo para los consumidores pero, cuidado, porque en muchas ocasiones detrás de ellas hay un fraude. Cuando las páginas web tienen precios excesivamente bajos, es aconsejable pensárselo dos veces.

3. Pago por adelantado

El pago por adelantado es una de los métodos más utilizados por los estafadores, porque se trata de una manera rápida de conseguir dinero. Una vez que los ientes han efectuado su compra online no pueden volver atrás, por lo que no pueden recuperar su dinero.

4. Imposibilidad de contactar

Si no podemos ponernos en contacto con la empresa a través del teléfono o del correo electrónico que aparecen en su web también es probable que se trate de una estafa. Para prevenir y no lamentar fraudes futuros es mejor hacer una llamada a la compañía antes de realizar ningún pago por Internet.

5. Comentarios negativos en foros

Los foros también nos pueden servir para conocer la experiencia de otros consumidores con la web en cuestión. Si existen comentarios negativos, hay que sospechar y pensar que se puede tratar de un sitio fraudulento.

“Es vital que las páginas de comercio electrónico pongan a disposición de los usuarios toda la información referente a la empresa, así como los datos de contacto. De esta forma no crearán confusión en los consumidores sobre la autenticidad de su tienda online” asegura Rafael Gómez-Lus. “El hecho de contar con un sello de calidad siempre aporta un extra de confianza en los clientes, ya que de un simple vistazo los usuarios saben que es seguro hacer su compra online en ese sitio y no se tienen que preocupar de nada más”, añade Gómez-Lus.

FBPP – Fuente

Compártelo