Evita que te roben el WiFi y cambia la contraseña de tu router

Compártelo

Evita Que Te Roben El WiFi Y Cambia La Contraseña De Tu Router

Evita que te roben el WiFi y cambia la contraseña de tu router.

Pese a que cada vez se generan algoritmos más complejos, no cambiar la contraseña del WiFi que tu router trae por defecto facilita que otros accedan a tu red y disfruten gratis de tu conexión a Internet. Por ello, es más que recomendable cambiar tanto el nombre de la red WiFi como la contraseña. Te enseñamos cómo hacerlo.

En la actualidad existen multitud de programas (tanto para ordenador como para móvil) que permiten descifrar la clave de una red WiFi. Normalmente se basan en combinaciones conocidas y fáciles de obtener, que tienen que ver con los algoritmos que se utilizan en los routers que nuestro proveedor de acceso a Internet nos entrega al darnos de alta.

Así, tanto si sospechas que alguien se está conectando a tu red WiFi sin tu permiso como si simplemente quieres evitar sorpresas y que tu velocidad de conexión se vea lastrada, lo primero que hay que hacer siempre es escoger un nuevo nombre para nuestra red y crear una contraseña segura.

Accede a tu router desde un navegador web

Aunque el proceso puede variar en función del router que tengamos y del operador de acceso a Internet que nos preste el servicio, por regla general accederemos al router abriendo nuestro navegador web y tecleando la dirección http://192.168.1.1. Eso sí, deberemos estar conectados en ese momento a la misma red WiFi que queramos gestionar, ya que de otra forma no funcionaría.Cambio contraseña WiFi

En ese momento, veremos la pantalla de acceso y tendremos que introducir el usuario y contraseña predeterminados. Esta información te la puede facilitar directamente tu operador o incluso puede que venga en una pegatina en la parte trasera o posterior del router.

Lo más habitual es que el login y el password sea en ambos casos “admin” o incluso simplemente el nombre del proveedor (ejemplo: “vodafone”). Si tienes dudas, también puedes buscar esta información en Internet, informándote sobre cómo acceder a tu router introduciendo el nombre concreto del modelo.

Cambia el nombre y escoge el nivel de protección de tu WiFI

Una vez dentro de la interfaz del router, busca la opción que te permita configurar tu red WiFi. El camino varía notablemente de un modelo a otro, pero no suele ser complicado encontrarlo. Cuando veas un campo identificado como Red WiFi o SSID, entonces habrás dado con el nombre de tu red. Escoge el que más te guste y listo, a partir de ese momento cuando busques una red WiFi disponible la distinguirás por dicho nombre.

El siguiente paso es escoger el nivel de protección. Si dispones de esta opción, te recomendamos escoger WPA2, ya que se trata de un protocolo mucho más seguro que otros que se solían utilizar anteriormente como WPA o WEP, considerados débiles y más vulnerables.

Escoge una contraseña segura

Ahora ya solo te queda escoger la contraseña. Puede que tu router sea capaz de generar una contraseña compleja automáticamente, pero en dicho caso recomendamos que al menos cambies una letra o añadas un número para que no coincida con la clave generada por el algoritmo en cuestión.

No obstante, lo mejor es escoger un password que contenga mayúsculas, minúsculas, números y caracteres intercalados y que, a ser posible, no tengan sentido. Pero si lo que quieres es recordar fácilmente la contraseña de tu WiFi, igual puedes recurrir a algunos trucos como insertar un asterisco entre alguna de las letras, reemplazar vocales por números parecidos (por ejemplo, que una “E” se convierta en un “3”) o aumentar la complejidad de la frase añadiendo algo que haga que la longitud sea mayor.

Por ejemplo, en lugar de la contraseña “pcactual”, podríamos usar una como “PC*4ctu4l_FiWi?”. Para generarla, nos hemos basado en una palabra sencilla (“PC Actual”), pero insertando caracteres al final de cada palabra, cambiando la letra “A” por un “4” y añadiendo otro término justo a continuación (“WiFi”), pero dándole la vuelta a sus sílabas (“FiWi”). Para reforzar la complejidad de la contraseña, rematamos con un símbolo justo al final (“?”).

Tras esto, aplica los cambios y espera unos segundos a que tu router cambie la contraseña. En ese momento, tendrás que volver a conectarte a la red WiFi, utilizando el nuevo nombre y la contraseña recién creada. Puede que sea un proceso tedioso, pero con este sencillo paso se lo pondrás más difícil a los amigos de lo ajeno.

Fuente FBFP

Compártelo