Apple Watch podrá medir los niveles de glucosa

Compártelo
Califica este artículo

Apple Watch podrá medir los niveles de glucosa

Apple Watch podrá medir los niveles de glucosa

Cuando en septiembre pasado los de Cupertino enseñaron al mundo cómo sería su Apple Watch, una de las partes más importantes de la presentación tuvo que ver con la vertiente ‘health’ de este nuevo dispositivo, esa que nos permitiría llevar encima no solo un reloj inteligente sino algo más complejo, rayano en el asistente de salud personal con todo tipo de sensores.

 Uno de ellos era el ya común de medir la frecuencia cardíaca que ya llevan los Galaxy S5 y Galaxy Note 4 y que, curiosamente, los coreanos se han dejado fuera de sus smartwatch en los últimos tiempos. Así que toca centrarse en otra novedad que hoy ha venido a contar con una confirmación más concreta de que estará presente en el Apple Watch cuando llegue a las tiendas en abril.

Un sensor de glucosa en sangre

De este sensor se ha hablado mucho: que iba a estar, luego que no y ahora es que sí. Parece ser que con la ayuda de DexCom, na empresa que se encarga de fabricar maquinaria de monitorización para enfermos de diabetes, Apple colocará en su reloj inteligente un mecanismo capaz de darnos unas lecturas bastante fiables.

Pero ojo, que el funcionamiento de estas mediciones no serán tan sencillas como ponernos el Apple Watch y ya está. El sistema de DexCom lo que hace es colocarnos un sensor debajo de la piel que irá enviando datos a la aplicación de la compañía cada cinco minutos y el reloj, lo único que hará, es desempeñar tareas de monitor para mostrar las lecturas recibidas pero no tendrá nada que ver con el proceso de medición en sí.

dexcom_glucosa_apple_watch

Las vertiente ‘health’ de los ‘wearables’

Apple es el único que parece realmente que tiene una hoja de ruta para asaltar el mercado de la salud en los dispositivos móviles, aunque existen muchas soluciones asociadas a Android y que en los últimos tiempos se pensaba que crecerían más rápidamente. Por ejemplo, con todo el tiempo que llevan los smartwatch Android (y Tizen) en el mercado, que llegaron de manera estruendosa con Samsung a finales de 2013 y se reprodujeron en 2014 con muchos y buenos modelos, ¿por qué no hubo una apuesta integrada como la de Cupertino por la vertiente ‘health’ en el OS de Google?

Seguramente tiene que ver con que en la mayoría de los casos todos esos dispositivos eran ‘one shots’, sondas para ver cómo estaba el mercado de los ‘wearables’ y ya, si funcionaba la apuesta, hacer una inversión mayor. Si no, no se entiende que con la ventaja de haberse adelantado a la competencia, el ejército de Android Wear (y Tizen) no haya movido ficha en ese sentido, haciendo más completa y decidida la apuesta por colocarnos en la muñeca, no solo un reloj, sino un centro de salud que nos vaya diciendo lo sanos que estamos.

FBFP FBPP Fuente

 

Compártelo